lunes, 27 de junio de 2011

Sangre formolada

Sangre formolada

Bueno, hay alguien ahí con vida?

Como siempre el abandono a este espacio de mi parte, no tiene excusa, y como siempre escribiendo cuando más tengo que hacer, bueno en fin que necesitaba un desahogo rápido para poder de nuevo, ponerme la careta y continuar con lo que tengo como vida propia.

Existen días en los que definitivamente no desearía salir de la cama. Días en los que me siento rota como nunca, días en los cuales todo me causa molestia, días en que mi propia vida no me llena, abro los ojos y veo que no estoy conforme con lo que he hecho de ella, días que me parecen todos iguales, donde hasta el viento rozando mi cara me duele ¡si! He salido de mi cama, me pongo la careta e intento seguir con el espectáculo.

La noche del sábado, de casualidades que solo ocurren en esos días malditos, termine mi relación con mi pareja,, “casualmente” encontré unas conversaciones suyas con un par de tipas, pero las “TIPITAS” una de ellas, de rasgos perfilados, piel blanca como la porcelana, delgada y rubia, la otra delgadita, alta, de ojos grises y morena.. Algo con lo que yo no puedo competir… el domingo a medio día ya habíamos vuelto después de hacer el amor, así volvemos siempre!

Debo decir que en un lapso de 12 horas que más o menos fue lo que duro mi soltería, Me sentí un poco rara, claro pensé que era definitivo, es decir, es lo máximo que El y yo hemos estado separados. Y ¿adivinen quien estaba? Si, Ana. Juntas solas las dos de nuevo, claramente ella me indica que EL es un impedimento para que ella este conmigo. La sentí como nunca, es muy bizarro digamos, enfermizo, muy patético y casi lésbico (sin contar que no soporto la homosexualidad, perdónenme aquell@s con sus preferencias sexuales descomunales) … 12 horas muy valiosas la verdad, productivas, todas mis células se pusieron a producir en pro de mi misma, quien soy quien más debería importarme, pero ¡NO! sigo como una pendeja queriendo darle más chance a esta “Relación” que me absorbe, que ni yo misma entiendo y que ni yo misma se lo que siento, No chicas no es mi problema de siempre, el de querer estar con otros, es más allá de lo soportable. Quiero y merezco tiempo para mí, lo ame muchísimo, he dedicado mucho a él, lo que no ha sido del todo valorado y lo que no necesito ni deseo hacer por más tiempo. No me siento la reina de su vida. Bueno creo que ya no las aburro más con esto, ya he dicho mucho la verdad, es el párrafo más largo. (Inserte mirada con desdén).

No me siento bonita, ni cómoda con mi cuerpo, no como antes cuando tenía un peso de 49 kg que me sentía la reina del universo y tenía mucha confianza. Hoy por hoy no quiero ese peso, no quiero romperme más la vida, quiero 56kg que es el peso saludable para mi contextura y altura. Bueno con respecto al título de esta “entrada”, a lo que voy, solo que me fui por las ramas, se me ocurrió porque hoy, cuando entre al laboratorio de anatomía, (de chismosa nada más) estaban disecando, y en mi depresión, distracción y para ser sinceros en mi torpeza, metí mis pies hasta el fondo en una laguna de Sangre formolada, así soy, un día de estos voy a lanzarme en el suelo de una vez, voy caminando y con todo me tropiezo y todo pateo.. Bueno la cosa es que esa sangre derramada me hizo recordar que, está muy cerca el inicio de mi último intento por bajar esos “Kilitos” demás que me aquejan, solo debo esperar que baje mi sangre, es una dieta y píldora que me “recomendaron” para bajar de peso. Como siempre la automedicación, no sé qué clase de Médico seré, la verdad, ya me creo y ya me médico, siempre lo he hecho y siempre lo hare hasta el fin de mis días. Bueno es mi último intento por intentar bajar de peso “sanamente” (sin matarme de hambre ni cortarme ni vomitar). Espero resulte de verdad espero.

Besos, nos hablamos pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario